Regalo del Grupo Joven de la Hermandad a la Virgen de la Angustia

El grupo Joven de la Hermandad ha regalado a María Santísima de la Angustia, con motivo de la conmemoración del LXXV aniversario de su llegada a nuestra Hermandad, un broche con forma de Cruz Patriarcal, de plata de ley chapada en oro, que consta de un brazo vertical y dos brazos horizontales, el superior más corto que el inferior, rematados en todos sus extremos por acantos enmarcados en cenefas trilobuladas. El cuerpo principal aparece adornado por pedrería fina de imitación en color azul zafiro.

Tras finalizar la misa de 20 horas, el Director Espiritual procedió a bendecir el nuevo broche de la Virgen, que le fue ofrendado por los jóvenes de la Hermandad junto a un ramo de flores.

Un joven, en representación de todos los oferentes, en el transcurso del acto pronunció las siguientes palabras:

Sevilla, a 21 de octubre de 2017

Buenas noches a todos, en primer lugar agradecerles que estén aquí compartiendo este momento con el Grupo Joven. Agradecerle a nuestro Hermano Mayor, Jesús, y a los miembros de su Junta de Gobierno, que además desde el primer momento recibieron con ilusión este regalo que los jóvenes queríamos hacer a nuestra Madre.

Agradecer también a nuestro Director Espiritual, Álvaro, el que nos bendiga la Cruz, gracias por estar siempre acompañándonos. Rezamos por ti y por la labor pastoral que llevas a cabo en la Universidad y en la Hermandad.

Agradezco también al taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos, que con tanto cariño han realizado el diseño de esta obra de arte. La atención que nos han mostrado, su disponibilidad, su servicio… La Cruz ha superado todas nuestras expectativas.

Nuestro regalo es una Cruz Patriarcal, ya que somos la única Hermandad que ostenta dicho título, por lo que esto es algo único y original, ya que no hemos encontrado nada parecido. Una Cruz de plata de ley chapada en oro, que consta de un brazo vertical y dos brazos horizontales, el superior más corto que el inferior, rematados en todos sus extremos por acantos enmarcados en cenefas trilobuladas. El cuerpo principal aparece adornado por pedrería fina de imitación en color azul zafiro.

El Grupo Joven, al igual que todos los hermanos de nuestra Hermandad, estamos viviendo este acontecimiento con mucha ilusión, deseando que lleguen los actos en honor de la Virgen, hemos querido poner nuestro granito de arena con esta Cruz, al igual que la Hermandad lo ha hecho con el manto y la saya que están ejecutando. Nuestra Madre se lo merece.

Agradecer por último a todos los miembros del Grupo Joven, que vieron a bien realizar esta generosa colaboración para tan bonita causa. No hace falta decir los nombres de los participantes, pues como dice el Evangelio de Lucas, “María, por su parte, guardaba estos recuerdos y los meditaba en su corazón” (Lc, 2, 19-20). Estoy convencido que nuestra Madre tendrá en su corazón tan bonito gesto que con ilusión y cariño sus jóvenes le hemos brindado.